Nutrición: alimentación balanceada

marzo 10, 2015
plato-sk

Frecuentemente nos indican que para mantener nuestra salud y la de nuestra familia debemos mantener un “menú balanceado”, sin embargo, pocas veces nos explican en qué consiste esto. La tarea de balancear un menú puede resultar un poco tediosa al principio, pues puede ser diferente a lo que acostumbramos servir, pero una vez dominemos ciertos conceptos puede volverse una práctica fácil.

Una alimentación balanceada debe contener la cantidad de energía, macro y micronutrientes necesarios para mantener un estado de salud óptimo, a través de alimentos provenientes de todos los grupos alimenticios: carbohidratos, proteínas, aceites y grasas, vitaminas y minerales. Las cantidades a ingerir de cada grupo van a depender de cada individuo y sus características, mayormente: sexo, edad, altura, peso y actividad física. Si logra balancear sus alimentos adecuadamente va a tener un peso estable, puede aumentar su nivel de energía y mejorar sus valores de colesterol, presión arterial, glicemia y otros marcadores patológicos.

La manera ideal de balancear un plato se encuentra representado en el diagrama de más abajo. En él vemos que los vegetales y las frutas deben ocupar la mitad, mientras que los carbohidratos integrales y las proteínas magras (bajas en grasa) representan ¼ del plato cada uno. Esta combinación es esencial para lograr sentirse saciado y obtener la mayor cantidad de nutrientes al momento de alimentarse. Es importante recalcar que las comidas no deben ser monótonas y repetitivas, pues al hacer esto estamos limitando los beneficios que obtendremos. Lo ideal es cambiar sus opciones de alimentos a diario, variando tanto las frutas y vegetales, como el tipo de carbohidratos, proteínas y aceites.

Durante las siguientes entregas, estaremos explicando cada grupo alimenticio, su importancia y cómo logramos ese balance en las comidas de nuestras familias.

Escrito para modomamablog.com

No hay comentarios

Dejar un comentario